Viajar en Familia

En busca de playas familiares, hoy: La Isleta del Moro (Almeria)

En busca de la playa perfecta nos encontramos, señoras y señores, aqui va una de las aspirantes.

Nuestra lista a rellenar no es pequeña, a saber, buscamos una playa de agua limpia, sin piedras, que no cubra, que no haya olas, que sea segura y que tenga algún tipo de infraestructura cerca, ya se sabe, con lo paranóicas que somos algunas madres, yo la primera, nos sentimos mas seguras sabiendo que hay cuatro paredes pintadas de blanco, o del color que sea, ya puestos, que esté relativamente cerca, para poder resguardar a nuestros retoños en caso de emergencia.

Que si, que hasta éste enfermizo punto llega mi mente.

A ver… soy de aquellas personas que gusta de una playa paradisíaca, tanto o más me da si tengo que andar 15 minutos a plena solana si luego el disfrute de dicho paraíso es pleno, peeeeero, y repetimos éste pero, por favor, con mucho énfasis, cuando aquí la doña empezó a criar barriga, y no precisamente de la cerveza, y luego ya vino la granuja al mundo, las necesidades vitales cambiaron.

Entiéndase por necesidades vitales suplir (al menos de momento) cala paradisíaca con cuatro gatos, tres de ellos practicando nudismo, por cala también paradisíaca, pero cuyo acceso fácil y aparcamiento extenso, hace que la población de ésta, especialmente en meses estivales, crezca considerablemente.

Y bien, ésta playa nos ha encantado y entra dentro de muchos de nuestros requerimientos, fíjate si así será, hemos vuelto en un mes a la misma playa dos veces.

Se trata de “La Isleta del Moro”, junto al famoso pueblo de San José, en Almería.

En el GPS podréis encontrarlo fácilmente poniendo La Isleta, y te lleva a pié de playa, vaya, que no tiene ninguna pérdida, la diminuta playa está nada más entrar al pueblo y se ve desde la carretera, justo detrás de un mar de coches aparcados, pero repito, ésto es solo en meses estivales de gran afluencia.

 

Una playa perfecta para ir en familia.
Una playa perfecta para ir en familia.

Como veis en la imagen de arriba, el pueblecito es super bonito, típico pueblo almeriense de casitas blancas.

Nuestra playa es la que está al fondo, ya que la playa que está justo debajo de las casas tiene mas rocas, aunque las veces que hemos ido, estaba mucho mas tranquila, hemos visto parejas y gente mayor, nada de niños bañándose por lo obvio, te pinchas con tanta piedra y mejor no correr el riesgo.

La playa de La Isleta, la del fondo, cuenta con un aparcamiento bastante amplio, como ya digo, ésto hace que aunque la playa no sea de gran tamaño, haya varias filas de sombrillas a eso de las 12 de la mañana, en Julio o Agosto, que son los dos meses que la he visitado, por eso, mejor llegar temprano, y pillar sitio, si llegas cerca del medio día, te arriesgas a plantar tu paraguas varias filas atrás, donde la arena arde como magma volcánico

Es la única pega que le pongo a la playa, la gran afluencia de gente.

Por todo lo demás, cuenta con una ducha pequeña (para mi importantísimo) junto a las escaleras que llevan al chiringuito, y kiosco de helados.

La temperatura del agua de ésta playa es buenísima, las tres veces que he ido, el agua estaba muy muy buena, y con muy buena no quiero decir que sea caldo de sopa, nada de eso, éste agua está en la temperatura ideal entre, “me meto, y me da un pelin de fresquito, y no pasan 30 segundos cuando se me ha pasado y estoy dando vueltas cual morsa común”.

Por decirlo de alguna manera (ya os habéis dado cuenta que no tengo grados centígrados para expresar lo buena que estaba, prometo llevarme el termómetro a la próxima) cuando te bañas, te refresca, pero no te enfría demasiado.

Aquí tenéis otra imagen más propia de primera hora de la mañana de ésta playa en verano:

la-isleta-19

 

La playa no cubre nada, tienes que andar como 40 o 50 metros hasta que empieza a cubrirte por encima del pecho.

El agua durante todo el día es cristalina, muy muy limpia, las veces que hemos estado no había olas, y se podían disfrutar de pequeños bancos de peces en la orilla, los cuales no tienen ningún reparo en acercarse a ti a husmear, me imagino que vienen a ver si pillan algo de pan. Al llegar las seis de la tarde, la marea trae algunas algas y hierbecitas de alta mar a la orilla, pero nada escandaloso.

Las veces que hemos ido, hemos llevado siempre nosotros la comida, un par de sombrillas, como buenos domingueros, una mesita plegable tipo camping, y, por supuesto, la tortilla de patatas, la nevera roja (en la que alguien siempre acaba poniendo el culo para sentarse a comer), y la ensalada de pasta con maíz. Al kit hemos añadido una piscina pequeña para la granuja, utensilios playeros para esculpir castillos de ensueño, y crema del factor 50 a piñón, vaya a ser que me quede sin crema untando a la granuja, y me de un ataque de los míos.

Muy importante, tal y como se ve en la foto, la playa cuenta con un pequeño puesto de salvamento (arriba a la izquierda) de madera.

Además, a eso de las 6 de la tarde, la gente empieza a alqular kayaks como locos.

El primer día que estuvimos, el químico se empeñó en alquilar uno, y yo, aunque dudosa de dejar en tierra a la pequeña granuja (con su abuela y su tita, claro) al final accedí.

Bueno, es una experiencia que os recomiendo encarecidamente, nos encantó ir a las playas de al lado, ver bancos de peces diminutos y plateados saltar delante de nuestro kayak, si, si, saltando, y no una, muchas veces.

Y sobre todo, acercarse a las rocas y ver erizos tan grandes como las dos palmas de las manos del químico juntas, fue todo un espectáculo.

Disfruté muchísimo del paseo “kayakero”, y mis pulgares también, me estuvieron doliendo los siguientes tres días, pero no importa, mereció la pena.

 
isleta-del-moro

 

Espero que, si estáis cerca, tengáis ocasión de visitar la playa con vuestros churumbeles.

Ya me contaréis que tal la experiencia, o, si la habéis visitado ya, dejéis abajo un comentario con vuestras impresiones.

Un abrazo a todas las mamás y papás veraniegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s